tajo

La serranía

La Meseta y Tajo de Ronda

Ronda, rodeada por un impresionante circo de montañas que constituye su intrincada Serranía, se eleva sobre una meseta rocosa cortada por el Tajo y por un cañón donde el río Guadalevín discurre a más de cien metros de profundidad, abriéndose a una fértil vega de huertas y frutales que conforman la Hoya del Tajo. Esta ciudad es un espectáculo en sí misma, destacando por sus bellísimos paisajes naturales, monumentos, iglesias, conventos y palacios y su extraordinario casco histórico, convirtiéndola en ciudad única y excepcional. Al norte de la Meseta se elevan la Sierra de las Cumbres, la Sierra de la Sanguijuela y la Sierra de las Salinas.

Ronda

Ronda

Como capital de la Serranía se presenta ante el visitante con un importantísimo legado histórico aún muy presente, ya que fue ciudad íbera, visogoda, romana, mora y cristiana. Monumental por excelencia y una de las urbes más bellas de España, está adornada por el embrujo de sus calles y emplazada sobre la roca imponente que conforma su famosísimo Tajo. El casco antiguo es una pura filigrana urbanística y sus barrios modernos destacan por una intensa y creciente actividad comercial.

Arriate

61px-Escudo_de_Arriate.svg

Villa de origen prehistórico que se encuentra en plena depresión de Ronda. Es un pueblo pintoresco bañado por el Guadalcobacín y rodeado por su fértil vega, de ahí su nombre, que significa vergeles. De fuertes tradiciones populares como “La Vieja”, única fiesta pagana en Andalucía, y su Semana Santa, declarada de Singularidad Turística. Destaca la Iglesia Parroquial de San Juan de Letrán con su torre campanario, el Mirador de la Estacá y su concurrida vida urbana donde degustar típicas tapas del lugar.